BLOGS

Buscar
  • Jorge Canto Herrera

AYPRODA En tiempos de COVID

Desde el pasado 17 de marzo, nuestra organización suspendió casi al 100% las actividades presenciales debido a la contingencia por el COVID, (tercera semana de marzo) y para principios de abril las actividades se suspendieron de manera TOTAL.

La pandemia por COVID vino a cambiar nuestra manera de interactuar y de vivir, ya desde el pasado mes de febrero, tuvimos que posponer (tentativamente para octubre) nuestro Proyecto Yucatán 2020 (PY 2020); aunque al principio fue doloroso, el tiempo nos dio la razón, el COVID venía con todo y unas semanas más tarde nuestro Gobierno inició la cancelación de todas las actividades grupales, sin embargo nuestra organización ya tenía previsto un plan de contingencia, de tal modo que el aviso del Gobierno y Protección Civil no fue una sorpresa. Las sesiones de Terapias de rehabilitación se suspendieron al 100%, nuestras terapeutas, utilizarían las redes sociales, o plataformas virtules hasta donde fuera posible, para el caso de los estudiantes en servicio y práctica profesional continuarían su seguimiento virtual, los talleres presenciales con maestros (Progreso, Valladolid y Tekax) , se suspendieron hasta después de la contingencia únicamente la asesoría a padres y para algunos maestros continua a través de plataformas digitales y redes sociales.

Las reuniones de trabajo y tramitologías con diferentes organizaciones gubernamentales, organismos nacionales, Universidades y OSCs hermanas; se realizan hasta hoy vía electrónica o por video conferencia; en este punto cabe mencionar la gran necesidad de inversión en tecnología que requerimos en la AYPRODA, esta contingencia nos hizo ver la importancia de la comunicación con nuestros padres y aliados, es NECESARIO tener internet veloz y quizá libre de paga, pero es claro que, por lo pronto, las OSCs TENEMOS que invertir en ello, tenemos la firme esperanza de que las agencias financiadoras agreguen rubros de este tipo de inversión en tecnología de información y Redes.

Aunque sabemos que la contingencia pasara pronto, nos queda el gran aprendizaje de trabajar juntos aprovechando nuestros pocos recursos financieros, quizá para los siguientes meses tendremos que ir re activando nuestros servicios sin descuidar los cuidados a la salud aprendidos durante la cuarentena, si bien esto implica una mayor inversión en elementos para el cuidado de la salud, vale la pena hacerlo en beneficio de nuestros niños, de nuestros adultos mayores y nosotros mismos.

Curiosamente; durante la contingencia, los prolongados períodos de encierro están causando ansiedad en muchos de nuestras familias, además de la angustia de muchas familias de no tener trabajo; el apoyo psicológico fue fundamental, y quizá sea un elemento a considerar en nuestros nuevos proyectos; este año la pandemia nos sigue golpeando, pero no debemos de olvidar que vivimos en una zona tropical que propicia la presencia de Huracanes durante los meses de junio-noviembre, y bien valdría la pena considerar asesoría emocional de este tipo en las personas con discapacidad.

Para el caso de la discapacidad auditiva, en donde la comunicación es esencial, los cubrebocas convencionales representaban un inconveniente más, ya que muchos de nuestros niños se apoyan con lectura labial, lo que impedía que ellos pudieran observar el movimiento de los labios para entender de manera habitual, (eso causa ansiedad en ellos) afortunadamente una donación de cubrebocas con "pantalla" de PET, resolvió ese problema, aunado a esto, muchas familias vieron lesionada su economía y la prioridad para ellos era conseguir el sustento diario. A través de organismos gubernamentales pudimos conseguir algunas despensas básicas, pero fue necesario implementar un sistema de distribución muy controlado evitando el contacto directo, pero aprovechamos la ocasión para la distribución de pilas auditivas, desumectadores para los auxiliares auditivos. Para las familias del interior del estado (90 % de las familias que acuden con nosotros), el apoyo fue a través de organismos oficiales (IIPEDEY, JAPEY, Atención Ciudadana de los ayuntamientos y algunos voluntarios de la propia comunidad.

El cierre de las escuelas si bien fue NECESARIO, es también uno de los elementos de tensión familiar, algunas familias pudieron apoyar en las tareas escolares a sus hijos a través de plataformas digitales, pero una parte importante de nuestros niños sordos NO tenían internet en casa y las madres (en su mayoría) se las ingeniaban para conseguir tareas y “explicárselas a sus hijos sordos, si de por si el trabajo escolar en casa en difícil para los padres, éstos terminaban muy agobiados, con altos niveles de angustia y la “TERAPIA EN CASA”, en el mejor de los casos pasaba a un tercer plano. Muchas madres nos reportaron que era muy difícil buscar un momento para la terapia en casa, pues estaban “tan cargadas emocionalmente” que terminaban discutiendo con sus hijos, la tensión, frustración y la falta de trabajo hizo que la prioridad en casi todos los casos fuera conseguir alimentos para el día a día.

Sabemos que, para el caso de la Terapia Auditiva, los sistemas digitales podrían ofrecer “cierta bondad” sin embargo al problema de la falta de internet se suma la distorsión electrónica de la voz lo que hace que los niños sordos se pierdan en su concentración y aumente su angustia.

En AYPRODA, hemos diseñado un plan de atención a familias del interior del estado para ir rescatando de manera gradual el Programa de Terapias en Casa, pero será necesario el término de la contingencia y el estricto apego a los lineamientos de la SSA y Protección Civil Yucatán.

Pronto estaremos transitando hacia una nueva realidad que nos permita ir retomando nuestra “nueva vida post COVID”, pero hay que ser muy conscientes que la angustia y el miedo serán los enemigos a vencer, lo mejor será respirar profunda y lentamente, hablar con alguien, conocer los elementos que nos permitan transitar por este proceso, recordar que es un fenómeno que va a pasar y que saldremos bien librados en la medida que nos aceptemos y adaptemos a los nuevos cambios, para ello será muy necesario ayudarnos entre todos y apoyar a quienes están en desventaja.

Sabemos que al terminar la cuarentena nos espera mucho trabajo, mucha acción, viajes comunitarios, talleres con padres y maestros, rehabilitación auditiva, trabajo con estudiantes etc., sin contar el re adecuamiento de las instalaciones que hasta ahora han permanecido cerradas por más de tres meses sin contar con los estragos causados por las pasadas tormentas que golpearon el estado de Yucatán.

TEAM AYPRODA



0 vistas
  • White Instagram Icon

© Copyright 2019 AYPRODA realizada por QueenDigitalMarketing

Contacto

Dirección

Calle 36 #419A x 20 y 21

Jesus Carranza,Mérida 94158